download.png

La historia y el emprendimiento de Marcelo Acosta y Kathya Villatoro no conoce fronteras. Él es uruguayo, y Kathya, su esposa de El Salvador, ambos viven en Chile y su emprendimiento tiene doble nacionalidad. En Centroamérica fue donde creó la marca Cuatro Corners; una idea para ir en ayuda de jóvenes vulnerables que para escapar de la pobreza se inician en la delincuencia. Junto a Kathya decide mudarse y viajar hacia el sur del mundo, ¿cómo logró adaptar el formato a la realidad chilena?, ¿qué desafíos enfrenta un emprendedor extranjero en un país tan largo y angosto?, su historia es simplemente fascinante.

 
Cuatro_Corners-4.jpg
 

¿Cómo nace la idea de crear Cuatro Corners?

Yo vivía en Honduras, pero me mudé a El Salvador, donde vivía mi esposa Kathya. Y la verdad es que Cuatro Corners nació allá, motivados por el problema de las pandillas que existe en El Salvador. Ocurre que los jóvenes de los sectores socioeconómicos más vulnerables tienen el problema de que son atraídos u obligados a formar parte de pandillas, como medio de salida a su situación. Nosotros trabajábamos con una asociación que se encargaba de educar a esos jóvenes y darles oportunidades de empleo para que pudieran escapar de ese mundo. Les enseñaban el oficio de la artesanía en barro y nosotros vendíamos esos productos, tanto en El Salvador, como en Estados Unidos. Fue en ese momento cuando nació Cuatro Corners. Pero el plan era no limitarse solamente a productos de El Salvador, sino que expandirlo a cuatro esquinas del mundo, de ahí viene el nombre.

Cuatro_Corners-5.jpg

Me hace mucho sentido lo que cuentas, porque en el sitio de Cuatro Corners tienen escrito como misión “contribuir a que el mundo sea un lugar mejor”.

Sí, existen una cantidad enorme de cosas buenas que se están haciendo y que a veces no nos enteramos. Nosotros no podemos dar una súper exposición, pero sí aportar con nuestro granito de arena, dando a conocer las buenas causas y así llegar a personas que de otra forma quizás no estarían al tanto.

Tu esposa es de El Salvador, tú eres uruguayo, ¿cómo terminan viviendo en Chile?

Cuatro_Corners-7.jpg

La situación en El Salvador es bastante complicada en términos de seguridad, por lo que empezamos a ver la forma de mudarnos. La primera opción era Estados Unidos, de hecho intentamos abrir una sucursal y montar una empresa, pero era algo muy demorado, por lo que optamos por viajar al sur; Uruguay y Chile eran nuestras principales opciones. Pensamos en Chile porque Kathya había venido a estudiar acá y conocía el país.

Hicimos un estudio de mercado, junto con un plan de negocios y concluimos que podíamos hacer algo más rápido en Chile, a diferencia de Uruguay.

¿Cuatro Corners Chile es muy distinto a Cuatro Corners El Salvador?

El concepto y el objetivo es exactamente el mismo; apoyar a la difusión de una buena causa. Aquí en Chile hemos conocido muchas fundaciones y organizaciones no tan sólo nacionales, sino que de otros países también. El principal cambio es que modificamos los productos de barro que vendíamos en El Salvador, por una venta mayoritaria de accesorios para mujer y joyería.

Entiendo que cada producto tiene una historia, ¿de qué se trata eso?

Un buen ejemplo son las pulseras de Nepal, desarrolladas por mujeres de estratos de riesgo de ese país que venden a todo el mundo mediante el comercio justo. En nuestra página se pueden leer las historias de algunas de ellas, ahí cuentan como la posibilidad de trabajar la artesanía les ha permitido, por ejemplo, pagar la educación de sus hijos o tener más tiempo para ellas mismas. Son pequeñas cosas que contribuyen a cambiar vidas.

¿Cuál es el desafío más grande que has debido enfrentar?

Tanto para mi esposa Kathya como para mí, el mayor desafío consiste en que ambos veníamos del mundo corporativo, entonces pasar a ser emprendedor significa que ya no puedes contar con que el área de facturación va a arreglar algo o el contador se va a encargar de otra cosa. Acá es uno quien hace todo desde cero, si tú no lo haces, pues directamente no se hace.

Otro desafío es la familia, pues es muy difícil para ellos entender que uno va a soltar la seguridad del mundo corporativo y de un sueldo fijo a fin de mes para dedicarte a algo totalmente desconocido. A mí me decían; “¡vas a vender pulseras por internet!”. Y no importa que tan bien te vaya, siempre va a haber una duda sobre lo que estás haciendo.

Cuatro_Corners-10.jpg

Y un tercer desafío fue mudarnos a Chile y empezar de cero, sin absolutamente nada, sin poder abrir ni siquiera una cuenta en el banco. Es bien complicado, pero bueno, fuimos viendo las formas de hacerlo.

¿Has sentido miedo en algún momento?

Todos los días. Te preguntas si te va a alcanzar la plata, pues no tienes certeza de que es lo que va a ocurrir, hasta que las cosas van creciendo y llega un momento en el que te estabilizas y puedes empezar a predecir. Lo cierto es que es necesario estar preparado sicológica y económicamente para saber si vas a poder seguir adelante y tomar buenas decisiones.

¿Cuál crees que ha sido la razón del éxito de Cuatro Corners?

Pienso que son dos, por un lado vendemos cosas realmente diferentes que no puedes encontrar en otros sitios y por otro el servicio al cliente es lo máximo. Nosotros estamos dispuestos a lo que sea para que la gente se vaya contenta, y eso se evidencia en un porcentaje de recompra que es altísimo, alrededor de un 40%, que en e-commerce es bastante.

Cuatro_Corners-2.jpg

¿En qué está puesta tu energía y tu mente el día de hoy?

Actualmente estoy tratando de hacer crecer una pasarela de pago que se llama Pago Fácil, porque es algo básico para un emprendedor que quiere proyectarse, no tan sólo con miras hacia Chile, sino que hacia cualquier lado.

¿Qué herramientas te permiten mantener en funcionamiento a Cuatro Corners?

Las redes sociales son fundamentales, el uso de Facebook e Instagram y la publicidad en ambos por sobre todo. También Shopify, de hecho fuimos de las primeras tiendas que usaron Shopify en Chile en 2014, el problema que teníamos en ese momento es que no existía forma de cobrar con tarjetas de crédito ahí, por lo que nos pasamos a WooCommerce, con ella estuvimos bastante, pero los aspectos técnicos demandaban demasiado tiempo, que si el plugin era compatible, que si quiero cobrar con tarjeta tengo que instalar un sistema especial, cosas así. Y bueno, lo que me resulta más fácil ahora es Pago Fácil, porque si bien la plataforma que utilices depende mucho de tu público, en nuestro caso la mayoría de las compras son con tarjetas de crédito.

Cuatro_Corners-6.jpg

¿Qué le dirías a las personas que tienen grandes sueños y quieren convertirse en emprendedores?

Yo soy mucho de trabajar sobre seguro y no tomar grandes riesgos. Siempre escuchamos esas historias del emprendedor que dejó todo y se hizo millonario al mes, pero ese es uno de miles. Lo más reproducible es hacer pequeñas pruebas, ir validando tu producto para asegurarte de que lo van a comprar, antes de meterte en una gran inversión de tiempo o dinero.

"Yo aconsejo empezar de a poco de manera orgánica, recibir feedback y desde ahí comenzar a creer. Y ojo, tampoco paralizarte producto del sobre análisis, es necesario estar en movimiento, probando cosas y duplicar esfuerzos en lo que funciona"

Cuatro_Corners-8.jpg

Si tienes algo y no se lo puedes vender a más de tres personas en tu entorno cercano, entonces no se lo vas a poder vender a otra gente por más que pongas avisos por todos lados. Yo aconsejo empezar de a poco de manera orgánica, recibir feedback y desde ahí comenzar a creer. Y ojo, tampoco paralizarte producto del sobreanálisis, es necesario estar en movimiento, probando cosas y duplicar esfuerzos en lo que funciona.

¿Qué marcas consideras referentes?

Mosaert, que es la marca de ropa de Stromae, diseñada por su esposa. El diseño está buenísimo. Lo estuve contactando pero todavía no quieren empezar a exportar. También más alineado con Cuatro Corners pondría como referente a Patagonia y en términos de ayuda con el E-commerce, pues a Pura Vida.

¿Quién es la persona a la que más admiras?

Por un tema de perseverancia yo diría que mis padres. A mi madre porque en situaciones no óptimas nos hizo crecer a mí y a mis hermanos, que somos cuatro, y a mi padre por su trabajo de toda la vida y por su productividad actual que es impresionante, él tiene 86 años y escribe una poesía por día, crea cuentos y es pintor también.

¿Qué libro recomendarías para leer?

Uno que es súper aburrido, pero es muy bueno para ordenarse; se llama Work The System, de Sam Carpenter. Tuve la suerte de trabajar con su equipo y este era un libro que uno veía por todos lados, todos los emprendedores a los que les iba bien hablaban de Sam Carpenter. Pasó que él nos ayudó a ordenarnos en la empresa, cosas como focalizar tus objetivos, tener principios bien definidos, y saber a qué cosas decirle sí y a qué cosas no.

Cuatro_Corners-9.jpg

¿Por que amas tanto a Haciendola.com?

Es un lugar muy bueno para encontrar gente que esté en tu nivel de ventas o en un nivel un poquito superior, porque de nada te sirve hablar con alguien que está mil pasos más adelante. Si yo voy y converso con el dueño de Falabella, no me va a dar algo útil que yo pueda utilizar en este momento. Pero si converso con alguien que vende un 30% o un 50% más que yo, él sí me puede decir algo que le pasó recientemente y que yo puedo aplicar de una. Haciendola.com es muy útil para esas situaciones.

¿Canción del momento?

Yo siempre estoy escuchando cosas no tradicionales. Una canción que estoy escuchando mucho ahora se llama Ave Cesaria, que es de un cantante belga de nombre Stromae. Es súper conocido en Europa, pero de este lado del mundo no lo conoce nadie. Esta canción que te digo es un tributo a una cantante africana de cabo verde que hizo mucho por los pobres.

download.png