No es un e-commerce de ropa y accesorios más. Su creadora, Javiera Amengual, definió que sus productos deben cumplir con al menos dos de sus ocho valores de marca –local, hecho a mano, reciclado, comercio justo, vegano, eco, orgánico, slow– con el fin de asegurar productos sustentables y de calidad. ¿Para qué?

Para transformar sustancialmente la manera en la que consumimos en Chile y el mundo.

 
Fotografía por Rafaelo Roasenda

Fotografía por Rafaelo Roasenda

 

Cuéntanos un poco de ti, antes de Franca

Antes de empezar Franca trabajé casi cuatro años en Viste La Calle, un sitio de moda, tendencias y coolhunting chileno. Previo a eso estudié psicología y realicé un diplomado en Gestión Cultural porque quería darle un vuelco a mi carrera. No quería seguir tan por el lado de las ciencias sociales sino que quería conocer más sobre la industria creativa. Vi en la moda una posibilidad de mezclar distintos ejes que me interesan como lo social, psicológico y cultural.

En junio del 2016 cerré ese ciclo y me lancé de lleno a crear Franca. junto con Camila Ortega (diseñadora chilena).

Es Franca-5.jpg

¿De dónde viene esta pasión por la moda sustentable?

Me empezó a gustar la sustentabilidad en la moda trabajando en Viste La Calle, así que empecé a investigar del tema para escribir en el blog y la revista. Pero me quedé corta con sólo hablar de esto ¿Qué podía hacer yo para aportar en el tema?.

En paralelo, mis propios hábitos de consumo fueron cambiando ¿Por qué sigo comprando “fast fashion” si hablo de que no hay que hacerlo? Así que empecé a averiguar sobre quiénes estaban haciendo diseño sustentable en Chile.

Descubrí que habían muy buenos productos que potenciar, y pocos espacios para comercializarlos, así que crear una tienda online con foco sustentable me pareció una buena manera de partir un negocio, con una inversión más baja y con códigos que yo manejaba de mi trabajo anterior. Así la idea se concretó y derivó en FRANCA.

¿Por qué crees que es importante que la gente sepa de dónde viene su ropa, zapatos o accesorios?

Porque nos permite tomar mejores decisiones de compra y conectarnos con los procesos de producción. Siento que en el modelo económico actual es difícil distinguir hasta qué punto compro algo porque quiero o porque un otro dice que “tengo que tener x producto” .

 

"La moda es una industria muy contaminante

donde la calidad laboral es espantosa, y que tiene una

huella invisible que ha sido marginada de nuestras vidas,

siento que es importante hacerse conscientes de esto."

 

Empezar a tomarle valor a las cosas que nos han acompañado desde siempre como la ropa (que es nuestra identidad) así como otros objeto, y hacerse conscientes de que cuando los incorporamos a nuestra vida, estamos incorporando el trabajo de otra persona a nuestra vida también.

¿Cuál es tu principal inspiración para impulsar y desarrollar este proyecto?

Plantear una nueva forma de vivir, proponer un cambio de paradigma (aunque suene como mucho). Ser conscientes pero no visto como algo “hippie”, sino algo más conectado con nosotros y nuestras necesidades de consumo. Y eso es FRANCA. para mi, una tienda online que es bonita estéticamente –porque estamos hablando de diseño– pero que principalmente quiere comunicar un estilo de vida “slow”, en el que necesitamos menos cosas, o que si las necesitamos las amemos profundamente, que vivamos más inspirados y menos automatizados.

¿De dónde viene la estética y línea editorial de FRANCA?

Fue un proceso súper orgánico, pausado y acompañado con la diseñadora Camila Ortega. Fue bien espontáneo, revisando muchos referentes depuramos el estilo del sitio web, que no reinventa la rueda pero que es sólida, muy simple, elegante y minimal, femenino pero fuerte.

¿Cómo encuentras los productos y diseñadores para Franca.?

A algunos los conocí en Viste La Calle y otros han llegado después. Estoy constantemente buscando en las redes sociales, voy a ferias o eventos en las que tengo la tincada que puede haber propuestas interesantes, y un poco del boca en boca también.

Es Franca-6.jpg
 

¿Cuáles son los principales logros de tu emprendimiento hasta ahora?

Siento que la tienda llegó a llenar un nicho que estaba empezando a tomar forma y que no había sido suficientemente abordado. Ese es un tremendo logro para mí.

También el generar una narrativa coherente en torno a FRANCA. y lo que “es” una mujer franca, lo que ha sido un proceso muy orgánico y al que le hemos respetado sus tiempos, sin apurarlo. Porque si estamos hablando de diseño slow (en el que el proceso es más bien orgánico, prioriza calidad sobre cantidad, es ético, no es en masa) lo primero que tenemos que hacer es respetar sus tiempos y los de las personas que están involucradas en el proyecto.

También reflejar las ganas de hacerlo bien, que se note que hasta el packaging está hecho con amor, que se sienta que es un proyecto pequeño y no una fábrica de salchichas.

¿Qué se viene en el futuro de tu proyecto? ¿Cuáles son tus metas?

Tengo como meta poder profesionalizar más el equipo, y tener un equipo estable con perfiles complementarios a los míos de aquí a fin de año o un año más.

Internacionalizar la venta de productos. No es inalcanzable y encuentro necesario transmitir cómo estamos construyendo diseño y moda desde el cono sur hacia el mundo. Y digo cono sur porque también otro sueño/meta es incorporar diseñadores latinoamericanos.

Y hay muchos sueños más, como potenciar el magazine como un espacio en el que de verdad nos acompañamos en este camino de poder tener una vida un poco más sustentable al ritmo de cada uno y respetando nuestros procesos. Ese es el big picture que tengo en mente.

¿Cuál es el sueño más loco que tienes para FRANCA.?

Mostrar que hay una forma alternativa de compra y de vida, que deje de ser para unos pocos sino que sea una manera de vivir transversal, una democratización de un estilo de vida slow, menos basura, mejor trato animal, mejores condiciones laborales.

Impulsar a la gente para que empiece a preferir calidad por sobre cantidad, que logre incorporar la idea de que detrás de una taza hay todo un proceso (quién la hizo, en qué condiciones la hizo).Que nos planteemos preguntas como ¿Necesito esto que quiero comprar? ¿Por qué y para qué?, y si me gusta, dónde fue hecho y cómo (pilares del diseño slow).

Impulsar el regreso a una economía más local, circular, colaborativa.

Principales miedos y desafíos al emprender

Creerme el cuento en el sentido de ¿Soy capaz de ejecutar esta idea que tengo en la cabeza?, ¿Soy capaz de armar un sitio web, un equipo, y enamorar con esta idea a diseñadores?.

Mis miedos han sido más que todo inseguridades personales. Pero ver la página arriba, ver que a la gente le gustaba el proyecto, tenía impacto y destacaba por todo ese trabajo previo por el que me sentía tan insegura, fue muy bacán. Y este miedo viene dado de que la palabra error no es parte de nuestro vocabulario.

  "A nadie le enseñaron muy   bien a fracasar, y que la palabra fracaso no es algo terrible, sino que más bien debiera ser cambiada por la palabra APRENDIZAJE."

Ese también es un súper desafío a la hora de aprender y emprender lo que sea: Cómo abrazar e incorporar de la mejor manera posible los errores /aprendizajes.

Otro gran desafío es ¿Ahora cómo hago crecer esto? Como le doy sustento, cómo hago que esta tienda online o esta marca vaya cumpliendo mis sueños de cambiar vidas, cambiar una manera de ver el mundo y la forma de ver a los productores. En el fondo, cómo traducir los sueños en acciones.

 

¿Qué consejo le darías a un emprendedor sobre lo que TIENE y NO TIENE que hacer?

  • Estar muy convencido de lo que está haciendo.
  • Formar redes, ser muy activo en buscar el conocimiento que uno no tiene en otras personas, en conocer personas que te inspiran, ponerte en contacto con alguien que te gusta su trabajo, compartir inquietudes, buscar apoyo.
  • Armar o pagar un equipo estable y hacer redes laborales fuertes, con gente que ame tu proyecto tanto como tú.

Sobre Lo que NO tienes que hacer:

Chutear temar formales para el final, como el SII, el contador, la parte más administrativa. Es una lata pero hay que ser precavido.

Anotar TODO. Yo a ratos pequé en decir “todo está en mi cabeza, no hay que anotarlo”, como la carta gantt, el plan de negocios, etc. Pero obvio que hay cosas que se olvidan, así que hacer un boceto de lo que quieres hacer y cómo lo quieres hacer es un must.

¿Qué es lo que más te gustaría aprender?

Cómo comunicar un mensaje a través de imágenes, que no sólo sean lindas sino que también emocionen, que te puedan impactar más allá de lo bonitas que son. También me gustaría aprender cómo usar lenguajes más artísticos, con un mensaje que sea entendible para todos, Usar imágenes en función de comunicar.

  

Libros y Sitios Web recomendados

1) La Mujer Rota de Simone de Beauvoir

2) El Artesano de Richard Sennett

3) “Como editar tu revista independiente”  o cualquier publicación de este tipo. Sirven muchísimo.

www.TrendTablet.com

Es el sitio web de una experta en tendencias. Ella tiene una mirada super interesante, sustentable y el año pasado lanzó un manifiesto llamado antifashion que tiene una mirada súper crítica al sistema de la moda.

¿Quién te inspira de Instagram?

ID

Kingfolk

Cereal

Frankie

Hunger Magazine

Another Magazine

Trendland (fuente de inspiración maravillosa de imágenes)

¿Cómo ha sido ser parte de Haciéndola.com?

Súper positivo. Para mi ha sido fundamental ser parte de esta red y saber que hay personas que están en la misma que yo, y que hay un espacio donde uno puede preguntar cosas e intercambiar conocimientos en buena onda. Es una comunidad que permite derribar ciertos mitos sobre emprender y lo que es meterse en ese mundo, en el que sí es posible una lógica colaborativa, además está muy centrada en ayudarse.

También destaco el acceso al conocimiento más duro, como la asesoría de negocios, en marketing digital, pero lo rico son los nexos humanos que se crean. Saber que si crece uno crecen todos es maravilloso.

¿Cual es tu canción del momento?

Sweater Weather, The Neighbourhood